Páginas

sábado, 15 de septiembre de 2007

DE CÓMO ME FUI VOLVIENDO ATEA


Tenía siete años y los pies me colgaban, sentada en la vieja butaca de cuero del cine-teatro Don Bosco. Habíamos terminado de ver la película de Los Parchís, (mi hermana y yo éramos ultra fanáticas) finalmente, después de la última función (cine en continuado), venía el sorteo. El premio: un hermosísimo cachorro parecido a "Superman", el perro de la película. Mi corazoncito comenzó a galopar de felicidad, sentí como si una piñata explotara dentro de mi panza, mis manos hechas agua apretaron con fuerza la entrada de cine húmeda y arrugada.

_(Concentrada mirando fijo al escenario y al cachorro pensaba) "quieroelperrito quieroelperrito quieroelperrito! meportobien nopeleomás lehagocasoamimamá porfavordiosito quieroelperrito! quieroelperrito"


NO ME LO GANÉ.

8 comentarios:

Apo dijo...

que injusto!así no hay dios en el que se pueda confiar!

Anónimo dijo...

jajaja!!! con eso solo nada mas??? y todavia no seguis diciendo "por favor diosito" aunque te convertiste en atea??? saludos: patry, gosty (la renga ana esta en su casa con la cineasta)

Daniel T. dijo...

Buenisimo tu Blog!!!Me encanta.
Que decepcion lo del perro! Es para hacerse atea ! Y suerte que no te enteraste en ese momento que LOS PARCHIS no existian !!!
Saluditos

ojos de suri dijo...

Apo, es verdad, ahí comencé mi viaje de ida. Un alegrón su visita!

Patry, Gosti, "la renga" y "la cineasta", el porfavorrrdiosito que me acompaña hoy en día es un chascarrillo, aunque no estaría de más que de vez en cuando se cumpliera...
(En los surtidos Terrabusi busco y rebusco la mini Melba y no la encuentro: porfavorrdiosito: que aparezca!)

Daniel T., muchas gracias por su visita! Cómo que Los Parchís no existían!!! Si los fui a ver cantar y todo (en el Club Estudiantes de Bahía Blanca)

ana dijo...

Mi hermana era igualita a Yolanda, y muy fanática de Parchís también... y se sabía todos los pasos, y las letras e imitaba muy bien el acento y la firma y así engañó a más de uno. También iba con ella a ver las películas. A mí me gustaba el rubio pequeñín.... y me daba un poco de pena Ema, siempre tan atrás.
Y originalmente somos también de un lugar en el que a la siesta, no había más tele.
Saludos.

ojos de suri dijo...

Ana, gracias por tu visita!!!
A mí también me gustaba el rubiecito (David)y con mi hermana y amigas bailábamos todas la coreografías.
Una sorpresa que hayas pasado por aquí...semanas atrás estuve recomendando tu blog por tus fotos de la muestra de Mueck.
Besos.

Sebastián dijo...

Ojos de Suri,

yo me acuerdo cuando fui a ver a "Margarito Tereré". Al finalizar la obra estaba Margarito, un lagarto grandote, vendiendo sus cassettes entre el público. Era toda una emoción verlo ahí en persona o en lagarto mejor dicho.
Muchas gracias por este blog que es tan lindo para leer y recordar.
Un abrazo enorme.

Luchinho dijo...

Eh!!!! Los Parchís sí existían! Yo también los fuí a ver al club Estudiantes en Bahia Blanca!!!